Autónomo: ¿puedo cobrar el paro?

 

Ya hemos repetido hasta la saciedad lo injusta que es la vida de un autónomo (aunque si lees este post se supone que eres uno de ellos y ya sabes de lo que estamos hablando), pero ahora queremos responder a la pregunta: ¿Puede un autónomo cobrar el paro? Y, si la respuesta es afirmativa, ¿qué requisitos se tienen que dar?


Para empezar, diremos que el “palabrejo” técnico no es ni paro, ni desempleo, sino cese de actividad, pero bueno, “en confianza” usaremos paro y cese de actividad.


Con esto que acabamos de decir ya podrás suponer que sí, que 

el autónomo puede cobrar “el paro”



En qué consiste la protección por cese de actividad



Se trata de un sistema que protege al trabajador autónomo, afiliado y dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, cuando se ve obligado a cesar en el ejercicio de su actividad, sea de forma temporal o definitiva.


Protección cuando el autónomo se ve obligado a cesar en su actividad


Causas por las que se puede reconocer el derecho a la prestación



No todo cese en la actividad vale, sino que se tiene que dar alguna de las causas siguientes:

  • Motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos determinantes de la inviabilidad de proseguir la actividad económica o profesional.
Si tienes establecimiento abierto al público, lo tendrás que cerrar mientras percibas el subsidio o lo tendrás que transmitir a terceros; también podrás realizar sobre el mismo los actos de disposición o disfrute que correspondan a tu derecho, siempre que no supongan tu continuidad como autónomo en la actividad económica o profesional finalizada.
Se entiende que existen motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos cuando se den alguno de los supuestos siguientes:
  • Pérdidas derivadas del desarrollo de la actividad en 1 año completo, superiores al 10% de los ingresos obtenidos en el mismo periodo, excluido el primer año de inicio de la actividad.
  • Ejecuciones judiciales o administrativas dirigidas al cobro de las deudas reconocidas por los órganos ejecutivos, que comporten al menos el 30% de los ingresos del ejercicio económico inmediatamente anterior.
  • La declaración judicial de concurso que impida continuar con la actividad.

  • Por fuerza mayor, determinante del cese temporal o definitivo de la actividad económica o profesional. 
Se entiende por fuerza mayor, una fuerza superior a todo control y previsión, ajena al autónomo o empresario y que quede fuera de su esfera de control, debida a acontecimientos de carácter extraordinario que no hayan podido preverse o que, previstos, no se hubiesen podido evitar.

  • Por pérdida de la licencia administrativa, siempre que la misma constituya un requisito para el ejercicio de la actividad económica o profesional y no venga motivada por la comisión de infracciones penales.

  • La violencia de género determinante del cese temporal o definitivo de la actividad de la trabajadora autónoma.

  • Por divorcio o separación matrimonial, mediante resolución judicial, cuando el autónomo ejerciera funciones de ayuda familiar en el negocio de su excónyuge o de la persona de la que se ha separado, en función de las cuales estaba incluido en el correspondiente Régimen de la Seguridad Social 

Estas son las situaciones legales de cese “generales”, pero también existen determinadas peculiaridades que afectan a:

  • Trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE) -son los autónomos que realizan una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para un cliente, del que dependen económicamente por percibir del mismo, al menos, el 75% de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales-;

  • Trabajadores autónomos por su condición de socios de sociedades de capital;

  • Socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado;

  • Trabajadores autónomos que ejercen su actividad profesional conjuntamente

Si te encuentras en alguno de estos casos, echa un vistazo aquí.


No se considera situación legal de cese de actividad y, por lo tanto, no se cumplirá uno de los requisitos necesarios para tener derecho a la prestación:

  • cuando el TRADE cese o interrumpa voluntariamente su actividad, excepto que el cese se deba a un incumplimiento contractual grave del cliente; o

  • si el TRADE, después de cesar su relación con el cliente y cobrar la prestación por cese de actividad, vuelve a contratar con el mismo cliente en el plazo de 1 año, a contar desde el momento en que se extinguió la prestación. En este caso, como la prestación por cese de actividad ya la había cobrado, la tendrá que devolver.



Requisitos para poder cobrar la prestación por cese de actividad



Los requisitos para que, como autónomo, se te reconozca el derecho a cobrar prestación por cese de actividad, son los siguientes:

  • En la fecha del cese de la actividad, tienes que estar afiliado y en alta en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.

  • Solicitar la baja en el régimen especial a causa del cese de actividad.

  • Tener cubierto el período mínimo de cotización por cese de actividad (12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación de cese de actividad, siendo computable el mes en el que se produzca la causa que provoque el cese de actividad). 
La cobertura por cese de actividad es voluntaria, así que, si quieres cobrar paro en caso de que ceses en tu actividad, te va a tocar cotizar “voluntariamente” por esta contingencia -el tipo de cotización, el año 2017, es del 2,20% sobre la base de cotización-.

  • Encontrarte en situación legal de cese de actividad (las causas de las que hemos hablado antes).

  • Suscribir el compromiso de actividad y acreditar activa disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo, asistiendo a actividades formativas, de orientación profesional y de promoción de la actividad emprendedora a las que te convoque el Servicio Público de Empleo.

  • No haber cumplido la edad ordinaria para tener derecho a la pensión contributiva de jubilación. Excepción: que hayas cumplido esta edad, pero no hayas cotizado lo suficiente para tener derecho a la pensión contributiva de jubilación.

  • Estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social (si en la fecha de cese de actividad no estás al día en el pago, el órgano gestor te “invitará” a pagar -tienes un plazo improrrogable de treinta días naturales para ingresar las cuotas debidas-).

  • Que no te encuentres en situación de incompatibilidad. La prestación por cese de actividad es incompatible con:
  • Tener un trabajo, ya sea por cuenta propia o ajena.
  • El cobro de pensiones o prestaciones de carácter económico del sistema de la Seguridad Social, a no ser que hubieran sido compatibles con el trabajo que dio lugar a la prestación por cese de actividad.
  • Las ayudas por paralización de la flota (en el caso de trabajadores del mar).

  • Si tienes uno o más trabajadores a tu cargo, antes del cese de actividad tienes que haber cumplido con las garantías, obligaciones y procedimientos regulados en la legislación laboral.



¿Dónde solicito el reconocimiento de mi derecho a la protección por cese de actividad?



Si cumples los requisitos que hemos comentado, la solicitud la tienes que presentar en la mutua en la que te encuentres adherido. Si no te encuentras adherido a ninguna mutua:


  • si estás dado de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar, la solicitud la presentas en una Dirección Provincial o Local del Instituto Social de la Marina (ISM).


¿Qué plazo tengo para presentar la solicitud?



La solicitud, junto con la documentación acreditativa, se puede presentar hasta el último día del mes siguiente al que se produjo el cese de actividad

Excepción ⇨ en las situaciones legales de cese de actividad causadas por:

  • motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos, 
  • de fuerza mayor, 
  • por violencia de género, y
  • en el caso de TRADE, por voluntad del cliente fundada en causa justificada y por muerte, incapacidad y jubilación del cliente, 
el plazo comenzará a computar a partir de la fecha que se hubiere hecho constar en los documentos que acrediten la concurrencia de la situación de que se trate.

Esto no quiere decir que no se pueda presentar fuera de plazo, siempre que se reúnan los requisitos, pero en este caso, se descontarán del período de percepción los días que medien entre la fecha en que se debería de haber presentado la solicitud y la fecha en la que se presentó (es decir, que, de lo que te deben, te descuentan los días que te has pasado del plazo).


¿Qué incluye el “Kit de protección”?



El sistema de protección por el cese de actividad incluye:

  • La prestación económica, a partir del primer día del mes siguiente a aquel en que se produjo la causa que da derecho a la protección (para que el TRADE que haya finalizado su relación con el cliente principal pueda tener derecho a la prestación, no podrá tener actividad con otros clientes a partir del día en que inicie el cobro de la prestación);

  • El abono de la cotización de Seguridad Social del trabajador autónomo, por contingencias comunes (a las trabajadoras autónomas víctimas de violencia de género que cesen en su actividad para hacer efectiva su protección o su derecho a la asistencia social integral, se les suspenderá la obligación de cotización durante un período de 6 meses, que les serán considerados como de cotización efectiva a efectos de las prestaciones de Seguridad Social);

  • Medidas de formación, orientación profesional y promoción de la actividad emprendedora.


¿Cuánto tiempo me van a pagar?



La duración de la prestación por cese de actividad depende de la edad del autónomo y de los períodos cotizados dentro de los 48 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad, teniendo en cuenta que, al menos, 12 deben ser continuados e inmediatamente anteriores a la situación de cese.


La duración de la prestación depende de los meses cotizados y de tu edad



¿Cuánto voy a cobrar por cese de actividad?



Vas a cobrar el 70% de la base reguladora, aunque existen unos límites por arriba y por abajo.


Vamos por partes:

  • La base reguladora es el promedio de las bases por las que se hubiere cotizado durante los 12 meses anteriores a la situación legal de cese (sin tener en cuenta coeficientes correctores de cotización, en el caso de los trabajadores del mar).

  • La cuantía máxima de la prestación es del 175% del IPREM (indicador público de rentas de efectos múltiples). Excepciones:
  • si tienes 1 hijo a tu cargo, la cuantía máxima será del 200% del IPREM
  • si tienes más de 1 hijo a tu cargo, , la cuantía máxima será del 225% del IPREM

  • La cuantía mínima de la prestación será:
  • si no tienes hijos a tu cargo, del 80% del IPREM
  • si tienes hijos a tu cargo, del 107% del IPREM

Ver el IPREM.


Motivos por los que se puede suspender la prestación y reanudación



La prestación se puede suspender:


  • Durante el tiempo que cumplas una condena que implique privación de libertad.

  • Durante el período de realización de un trabajo por cuenta propia o por cuenta ajena, siempre que sea inferior a 12 meses (si es igual o superior a 12 meses, se produce la extinción del derecho).

La suspensión implica la interrupción del cobro de la prestación económica y de la cotización por mensualidades completas, sin afectar al período de su percepción, excepto en el caso de sanción (en este supuesto, el período de percepción sí que se reduce, por un tiempo igual al de la suspensión).


Puedes volver a cobrar si:

  • lo solicitas; 
  • ha finalizado la causa de suspensión; y
  • se mantiene la situación legal de cese de actividad.

El derecho a la reanudación nace cuando desaparece la causa de suspensión.

La reanudación se tiene que solicitar en los 15 días siguientes al fin de la causa de la suspensión (si te pasas del plazo, te descontarán los días que medien entre la fecha en que se debería de haber presentado la solicitud y la fecha en la que se presentó).





PD. En el presente post no hemos hablado de los autónomos incluidos en el Sistema Especial de Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios, los cuales están sometidos a un régimen especial.


Y hasta aquí el post de la semana...


Publicado el 28/05/2017

Si tienes dudas o necesitas asesoramiento, Digital Crime Abogados puede ayudarte.


Para acceder a una relación de los servicios que presta Digital Crime Abogados, clica aquí.


Si quieres más información o concertar una cita, envía un correo electrónico a info@digitalcrimeabogados.com o llama al 935704148 o al 605786826.



¿Quieres que tratemos algún tema en especial? 


Envíanos un comentario o un correo electrónico con tu propuesta y nos pondremos manos a la obra.