La confianza que se quedó con mi dinero



No todas las páginas web que encontramos en Internet son lícitas. Los ciberdelincuentes se las ingenian para crear páginas falsas con una apariencia de legitimidad absoluta, aprovechando la credulidad del usuario para embaucarle a realizar determinadas acciones, como, por ejemplo, comprar online o hacer inversiones (lo que pasa es que pagaré por algo que nunca llegará o que no se corresponde con lo que había comprado o que, lo que invierta, de un principio, ya estará perdido).


Esto nos obliga a convertirnos en policías o detectives antes de realizar cualquier operación que pueda afectarnos de cualquier modo, sobretodo si se trata de hacer alguna transacción económica. Tenemos que saber en quien confiar y asegurarnos de que el interlocutor es quien dice ser.


Hay muchas víctimas de este tipo de páginas fraudulentas, entre otras, el señor Josep Borrell, ingeniero aeronáutico, doctor en ciencias económicas de formación, exministro del Gobierno y expresidente del Parlamento Europeo, al que estafaron 150.000 € que había invertido en una supuesta firma de brókeres británica, a través de su página web, y que, de la noche a la mañana, desapareció sin dejar rastro, y desapareció con su dinero. Este ejemplo es para mostrar que cualquiera puede ser víctima de las webs falsas.


Digital Crime Abogados te ofrece una serie de consejos a tener en cuenta cuando vayas a realizar compras online:

  • Cuando accedemos a la página web desde la que vamos a realizar la compra online, deberíamos de comprobar que en el navegador, antes de la dirección de la página, aparece “https” y el icono de un candado, lo que puede ser un indicativo de que la web utiliza para sus conexiones protocolos seguros y que los datos sensibles son codificados antes de transmitirlos. Y se dice “puede ser” porque nunca estamos al 100% a salvo de los ciberdelincuentes, ya que algunos también podrían falsear este dato.
  • En todas las páginas de comercio electrónico debería de aparecer el nombre de la empresa, el nombre y apellido del propietario o de un representante autorizado, la dirección física de la sede, el número de teléfono y un correo electrónico de contacto. 
  •  Desconfiar de las páginas web que tienen precios excesivamente bajos. 
  • Las condiciones de garantía, devolución y gastos de envío han de ser muy claras, porque, si el producto falla o es defectuoso lo tendremos que reenviar a cambio del reembolso o, en su caso, de otro producto que reúna las mismas condiciones que el comprado y en perfectas condiciones, por lo que deberemos de conocer cuáles son las citadas condiciones de garantía, devolución y gastos de envío.
  • Puede ser que la foto asociada al producto no se corresponda exactamente con el producto que queramos comprar, por ello es importante obtener la máxima información sobre el artículo que tenemos la intención de adquirir, comparando precios y características en otras webs.
  • Tener en cuenta que el pago por adelantado es uno de los métodos más utilizados por los estafadores, lo que no quiere decir que siempre que se pida un pago por adelantado nos encontramos ante una web fraudulenta.
  • El hecho de que no te puedas poner en contacto con la empresa a través del teléfono o del correo electrónico que aparecen en su web puede ser también un indicativo de que la web sea falsa; prueba de llamar a la empresa antes de hacer ningún pago por Internet. 
  • Mira en los foros si hay comentarios negativos sobre la web.


Publicado el 21/11/2016

Si tienes dudas en materia de ciberseguridad, o si has sido o estás siendo víctima de un delito informático o telemático, Digital Crime Abogados puede ayudarte.


Para acceder a una relación de los servicios que presta Digital Crime Abogados, clica aquí.


Si quieres más información o concertar una cita, envía un correo electrónico a info@digitalcrimeabogados.com o llama al 935704148.